La APUCV saluda el Centenario del Dr. Jacinto Convit

Dr Jacinto Convit

El 11 de septiembre es una fecha jubilosa para la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela, ya que en este día el Dr. Jacinto Convit García cumple 100 años de fecunda vida. Este eminentísimo médico y científico venezolano, hijo de padre español, de origen catalán y francés, y de madre venezolana, ha dedicado la mayor parte de esa larga existencia al ejercicio de su profesión, siempre en el ámbito del servicio público, y a la investigación científica, siendo considerado en consecuencia como una de las más importantes figuras mundiales en la lucha contra la Lepra y la Leishmaniasis, además de haber hecho importantes contribuciones al conocimiento de muchas otras enfermedades infecciosas, por todo lo cual fue nominado en el año 1988 al Premio Nobel de Medicina.

El Dr. Convit nació en 1913 en La Pastora, Caracas y cursó el Bachillerato en el Colegio Andrés Bello, en donde fue alumno destacado de Don Rómulo Gallegos, en la cátedra de Filosofía y Matemáticas. En 1932 ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, egresando en 1938 con el título de Doctor en Ciencias Médicas. Su dedicación al estudio le hizo obtener calificaciones altamente meritorias en Anatomía, Clínica Médica y Clínica Quirúrgica, entre otras.

Luego de controlar la Lepra y otras enfermedades endémicas, Convit se planteó el reto de crear un centro de investigaciones científicas. Así, nació el Instituto de Dermatología, que posteriormente se llamó Instituto de Biomedicina de Caracas, actual Instituto de Biomedicina de la UCV, el cual es desde 1973 sede del Centro Internacional de Investigación y Adiestramiento sobre Lepra y Enfermedades Afines de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud, ambos organismos del Sistema de la Organización de las Naciones Unidas. En su fructífera trayectoria ha contribuido al surgimiento y desempeño de diversas instituciones y asociaciones relacionadas con la labor médica, tanto dentro como fuera del país. De esta forma, es miembro fundador de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Venereología, de la Sociedad Venezolana de Alergología y de la Sociedad Venezolana de Salud Pública.

El Dr. Convit no ha abandonado jamás sus labores, y ya en sus 100 años continua supervisando muchas de las actividades y proyectos que se desarrollan en el Instituto de Biomedicina de la UCV, centro que muchos no dudan en considerar su mayor legado, ya que allí no sólo se logró conjugar exitosamente la investigación científica con el servicio público, sino que se logró romper de manera definitiva con la estigmatización social que sufrían hasta mediados del pasado siglo XX los pacientes con enfermedades dermatológicas, especialmente aquellos con Lepra. Hoy en día, desde su casa, el Dr. Convit revisa los proyectos y se reúne con los miembros de su equipo de investigación, para continuar impulsando los avances en la atención de las patologías dermatológicas y de otras enfermedades importantes, como la Oncocercosis y la Tuberculosis. Desde hace varios años, él y sus colaboradores avanzan sin descanso en la investigación de una avanzada propuesta experimental de inmunoterapia que eventualmente podría conducir al desarrollo de una vacuna efectiva contra algunos tipos importantes de Cáncer.

Sería imposible en tan breve espacio resumir la trayectoria y los logros casi inconmensurables de este hombre ejemplar, sin embargo nos parece importante destacar en el marco de esta breve semblanza los siguientes:

  • Director, desde 1971, del Centro Cooperativo para el Estudio Histológico y Clasificación de la Lepra de la Organización Mundial de la Salud.
  • Presidente de la Asociación Internacional de la Lepra (ILA)
  • Presidente de la International Journal of Leprosy Corporation
  • Director del Centro Panamericano de Investigación y Adiestramiento en Lepra y Enfermedades Tropicales de la Organización Panamericana de la Salud.
  • Miembro del Consejo de la Facultad de Medicina de la UCV
  • Premio José Gregorio Hernández
  • Medalla de la Federación Médica Venezolana
  • Miembro Emérito del Sistema de Promoción del Investigador, desde 1994.
  • Medalla “Salud para Todos” (año 2000) de la Organización Panamericana de la Salud.
  • Héroe de la Salud Pública de la Organización Panamericana de la Salud (año 2002)
  • Premio Príncipe de Asturias
  • Legión de Honor de la República Francesa en el año 2011 (es la condecoración más alta que Francia puede otorgar).
  • Candidato al Premio Nobel de Medicina.

Sin desmerecer sus logros profesionales, sin ninguna duda el Dr. Jacinto Convit será mucho más recordado por las virtudes de su carácter, especialmente por la importancia del ejemplo de su rectitud moral en unos tiempos profundamente marcados por una grave crisis de valores. Durante toda su vida ha ejercido la medicina y la investigación sin ningún fin lucrativo ni de enriquecimiento personal. Ha sido siempre un profesional sencillo y humilde, al punto de afirmar, en más de una ocasión, “ganar el Premio Nobel no me quita el sueño, lo que me desvela es lograr la cura del Cáncer”

Convit asumió desde muy temprano en su formación que es la investigación la que puede promover una buena docencia, generar profesionales competentes y, en su caso específico, fomentar una atención médica de calidad. Bajo su dirección, el Instituto de Biomedicina ha sido un ejemplo de gestión universitaria, en donde se ha fomentado la autonomía, la libertad de pensamiento y la producción del conocimiento.

Desde la Asociación de Profesores de la UCV celebramos con legítimo orgullo Ucevista los 100 años de vida de este digno universitario y nos sentimos plenos de felicidad por poder contar aun entre nosotros con un ser humano, un docente y un investigador de la talla de Jacinto Convit y hacemos votos por que su insigne y loable vida sea asumida por todos los venezolanos como un claro ejemplo de lo que podemos y debemos ser.

Junta Directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela Caracas, 11 de septiembre de 2013